Web Homenaje a John Williams

¿Quién es John Williams?

El cine y la música

Detrás del enorme esfuerzo de equipo que hay detrás de una película, hay genios del diseño de decorados, de la fotografía, del vestuario y sin duda de la música. El acompañamiento musical de una producción es tan antiguo como el cine, pues ya los pioneros apreciaban su valor emocional y manipulador. No tardaron mucho las proyecciones de cine, entonces mudo, de acompañarse de un piano en la oscuridad para decirle al espectador cómo debía sentirse en cada escena.

No tardó el mundo del celuloide en acompañarse de grandes orquestas sinfónicas en cuanto el sonido pudo ser grabado, prolongando el espíritu del siglo XIX y el Romanticismo de músicos como Tchaikovsky o posteriormente Prokofiev, el cual llegó a tiempo para conocer el séptimo arte, y plasmar en sus obras para Eisenstein, como Iván el Terrible o el Alexander Nevsky.

Tras el recuerdo de un cuadro, una catedral, un vestido, una sinfonía, hay nombres propios, algunos conocidos por el gran público, de otros solo conocemos el resultado de su genio. Detrás del inolvidable tema de Tara de Lo que el Viento se llevó se esconde un genio austriaco llamado Max Steiner, o detrás de la magestuoisidad de Ben-Hur, el húngaro Miklós Rózsa.

No sería un error decir que gran parte la música que ha traspasado la pantalla para asentarse en la cultura popular en el cine de los últimos 35 años es responsabilidad de nuestro homenajeado. Grandioso compositor, director de orquesta y según los que lo conocen, también persona, John Williams es el motivo de que muchos teman meterse en el mar tras ver Tiburón, de poner notas al más famoso aventurero de sombrero y látigo, de hacernos vibrar en un cine con el arranque de los créditos de Superman. Es el responsable de la inolvidable y casi perfecta partitura para el más famoso extraterrestre del séptimo arte, o sin ir más lejos de la composición más paradigmática de la profesión, alzada por el American Film Institute como la mejor de la historia del cine, aquellos acordes para una galaxia muy, muy lejana.

Siendo innegable la asociación de la obra de este autor con un tipo de cine de escasas pretensiones artísticas y poco serio, incluso sus mayores detractores no ocultan su admiración por el enorme talento y su innegable aportación al séptimo arte. Sorprendente es sin duda y digno de caso de estudio el impacto de sus melodías en la cultura popular, siendo las más tarareadas, imitadas y repetidas hasta la saciedad.

Efectista, comercial, infantil o repetitivo, según algunos, genial, versátil, inolvidable, emocional, según muchos otros, John Towner Williams será en cualquier caso el objeto de homenaje de estas páginas. Bienvenido.

Créditos

Web Homenaje a John Williams, idea original de Juan Villaescusa. La utilización del material gráfico adjunto, así como los clips de audio, son sin ánimo de lucro, siendo la intención de estas páginas meramente informativa, y en cualquier caso de difusión del nombre y la obra del homenajeado.